16 de febrero de 2018

Ghost in the Machine, G2 de Marvel!


El amigo, y colaborador en la fan page de Suta, el blog, Majin Starscream decidió traducir este número de la G2 de los cómics de Marvel, su trabajo es en apoyo tanto al blog, como a la Asociación Cultural Transformers Perú, a quién además agradece la revisión fnal al líder David Buenaño.


Se trata del #0, se titula Ghost in the Machine y salió publicado por ahí de 1993. En la siguiente liga está disponible para su descarga.








13 de febrero de 2018

Mi no colección de Starscream

Este post sólo tendrá sentido para aquellos que contabilizan su colección; para aquellos que únicamente ven pasar todo tipo de figuras quizá no entiendan las razones aquí expuestas. A lo largo de una colección muchas veces nos encontramos ante la posibilidad de adquirir una figura, a veces la dejamos pasar por razones financieras, y otras, porque no están completas o en buen estado. Este el caso de estas figuras.


Mi intención nunca ha sido acumular figuras, mi idea no es juntar tantas piezas como pueda en el menor tiempo posible, si bien por un lado se debe a mi restricción presupuestaria, por otro está que prefiero encontrar el momento adecuado para adquirir y disfrutar determinada pieza. Sin embargo, en algunas ocasiones, por la desidia, por la falta de rigor, e incluso el azar, he adquirido algunos Starscream que finalmente no lograron obtener un número oficial en la colección. Revisemos caso, por caso.



Starscream Nebular, Voyager Class, Hasbro.

La primera edición de este molde salió en 2009 para Revenge of the Fallen, pero este repintado salió un año después. Un día andando con mi pareja, entramos a una tienda Sanborns, ya saben, para ver revistas y hacer uso de los servicios, a la salida nos topamos con la mesa de remates y ahí estaba este Starscream; ella, amorosamente me propuso comprarlo con la tarjeta de crédito, pero yo, en un estúpido arranque de sensatez le dije que no, que gracias, que no pensaba tener todas las variaciones de un mismo molde, le dije que no era un animal como para no saber controlar mis impulsos... y ahí se quedó, esperando a que otra persona se lo llevara al excelente precio que tenía.

Años después, el camarada RoboCun en uno de los tantos envíos con que nos damos soporte logístico para la colección, me avisó que en la cháchara había encontrado este Starscream, el único detalle es la falta de calzones/timones verticales, pero el precio me animó a traerlo (menos de cien pesos); luego descubrí que justamente esta era una de las partes más complicadas de refaccionar.

Hace un año, en un visita al Rock Show encontré la figura, casi al mismo precio de remate que la misma vez, pero justo acababa de comprar otro Starscream, así que otra vez lo dejé. Creo que la pieza faltante, aunque no afecta o daña la transformación si es decisiva, sobre todo en el modo alterno, y dado que es una pieza contemporánea (ni tanto, ya casi cumple diez años) he decidido esperar a encontrarla completa, claro, a un precio decente, porque es bastante habitual, pero ya saben, como la etiqueta dice "exclusive", los revendedores habituales creen que vale una fortuna.



Starscream K.O. oversize Robot Masters.

Facebook aceleró la venta de figuras de todo tipo, a veces, recién publicada una pieza encuentra al instante comprador. Un día del 2012 vi en una publicación una pequeña figura de Starscream que yo desconocía, y era similar al Decoy, pero lo que más me llamó la atención es que estaba pintada; al preguntar por ella me informaron que ya se había vendido inbox, y yo le dije, más como una frase de protocolo, que si no se vendía, yo estaba interesado. Al otro día el vendedor me escribió y me dijo que efectivamente no se había concluido el trato, y me ofreció la pequeña figura, que para ese momento ya había identificado con un candy toy de Kabaya, la Milk Caramel, de 1985 (pero resulta que no, ese pequeño Starscream, aunque sí es el molde Milk Caramel, en altamente probable que pertenezca a la promoción de los años ochenta de galletas o frituras en México), pero me dijo que me la vendía únicamente sí la adquiría en lote, junto con un Optimus y un Soundwave de la misma línea, igualmente con pintura custom y además, con la figura que acompaña estas líneas.

Se trata de uno de tantos K.O. o copias chinas del molde Robot Master, venía aún en su empaque, que para este tipo de figuras no significa mucho, sólo un cartón genérico con una burbuja de plástico que prácticamente ya se había desprendido. Sólo la transformé una vez y comprobé lo evidente: la calidad es pésima, los clips de las alas para la transformación casi están rotos por completo y la luz del pecho (un agregado de esta copia, el original no lleva electrónicos) no funciona.

Esta pieza podría entrar dentro de los lineamientos que tengo para los K.O.: que sean oversize, de otro modo no me interesa ocupar puestos con simples K.O.s de colores diferentes en la colección, ¿se imaginan si hiciera eso?, seguramente completaría una centena en un tris. Sin embargo, la calidad deja bastante que desear, así que se queda sin lugar oficial, pero sí ocupa un lugar en la apretada vitrina de Starscream.



Starscream Movie 2007, Fast Action Battle, Hasbro.

Otra vez, mirando figuras a la venta en Facebook encontré este Starscream, lo ofrecían en tan sólo cien pesos, además el lugar y hora de entrega coincidían adecuadamente para que la vuelta por el Rock Show no representara un gasto extra... demasiado bueno etc. No se me ocurrió preguntar por el estado de la pieza, y es que al primero momento me sorprendió un poco, pues conocía el molde de la versión RotF (#17 de la colección) e imaginaba que esa era la primera vez que se había hecho, pero un vistazo rápido a las wikis al uso me confirmaron que el molde era originario de la película del 2007.

Cuando me entregaron el mono, aunque no está roto y el mecanismo fast de transformación funciona perfectamente la pintura deja bastante que desear, eso sin contar las marcas de uso (creo que hasta se pueden adivinar las pequeñas mordidas de un niño, estoy seguro que un adecuado análisis forense confirmaría mi hipótesis), por un momento pensé en no aceptarlo, pero como estaba lleno de polvo supuse que al limpiarlo quizá mejoraría mi opinión de él.

Desde entonces me he topado bastante veces con el molde, pero siempre está en las misma condiciones, y aunque no es caro, y es bastante fácil adquirirlo en eBay el precio del envío se vuelve una barrera a la entrada. Si cuando cumpla yo 40 años no lo he conseguido en mejores condiciones, lo agregaré a la colección.



Starscream Animated, McNumber: 4, McDonald's Happy Meal Toy, 2008.

En la figura No Transformable #53 (del post anterior) hablé de un tiempo en que me quedaba bastante cerca pasar por el Rock Show, y comenté que a veces iba con ganas de agregar algo a la colección, en esos días fue que encontré esta pieza, la verdad sabía que estaba bastante mugrosa y despintada, pero pues, el vicio. Se vino conmigo por módicos 20 pesos.

En teoría se transforma al estilo jumpstarter, ya saben, un carrito que corre por fricción y en determinado punto salta y queda de pie el robot; sin embargo, nunca lo consideré para la colección de figuras transformables, simplemente porque el modo alterno no es nada, no hay detalles de pintura o esculpido que indiquen un vehículo, así que aún cuando algún día encuentre la pieza en excelente condiciones la pondría en las No Transformables. ¿Cree usted que estoy en lo incorrecto?, llame ya, nuestras líneas están abiertas.



Starscream Animated, McDonald's Happy Meal Toy, 2008.

Ctrl C + Ctrl V de la figura de arriba. Bueno, salvo que esta no la compré en el Rock Show, sino en el tianguis de la casa, aunque sí fue por las mismas fechas, y no, tampoco la consideraré dentro de las figuras transformables, a menos que ustedes me convenzan de lo contrario.

Ahora que las figuras No Transformables casi llegan a las siete decenas me dieron ganas de darle el mismo tratamiento de seriedad que la colección de Transformables, así que ahora quiero tener todas las que han salido en comidas infantiles de comida rápida, y me arrepiento de no haberlas adquirido cuando estuvieron disponibles en el país; cuando consiga estas figuras en mejor condición, sin duda entrarán en la cuenta oficial.



Thundercracker estilo G1, SCF pewter, Takara.

De las raras veces que llego a entrar a Mercado Libre me topé con este aparente Heroes of Cybertron  de Starscream en estilo metálico, y aunque un rápido vistazo a las fuente de consulta habituales no arrojaron mucho, el buen amigo RoboCun me informó que se les conocía como pewter (aunque el nombre se debe sólo a la apariencia y no al material de que está hecha), en lo que sucedía eso ya había yo realizado la compra, y hasta fui al banco a depositar (no recuerdo el precio, pero me costó una bicoca), unos minutos después seguí con mi búsqueda y encontré que en realidad no se trataba de Starscream, sino de Thundercracker y salió en la línea Super Collection Figure de Takara.

Ignoro porque tomaron la decisión de que no fuera Starscream, tomando en cuenta que es el Seeker líder, pero, tengo una suposición. ¿Alguna vez se dieron cuenta en varias ocasiones en la animación de la G1 salía al frente de los Seekers Thundercracker?, de hecho hasta en el intro, cuando salen corriendo, él va al frente. No tengo el dato fresco, incluso no sé si es real lo que voy a decir, pero, ¿será posible que se considerara a él para ser el líder de los Seekers?, después de todo, los colores originales del molde Diaclone fueron el azul y el gris.

Pensé en colarlo en la colección, pero desistí, yo siempre sabría que no es Starscream, así que, aunque está en la vitrina, junto a otras decenas de Starscream no cuenta oficialmente.




No son muchas figuras las que se quedan fuera de la cuenta, ni tampoco son tan extrañas, pero ahora que estoy retomando el blog, y ya que tomé fotos para la décimo tercer decena de Starscream y para las mejores adquisiciones del 2017 aproveché para tomar estas fotos y armar este post.




7 de febrero de 2018

Mi colección de Starscream no transformables. Sexto round

El día de hoy este blog cumple 8 años. Quizá sería más estridente o llamativo el acontecimiento de no ser por dos razones: la primera es que la última vez que publiqué algo fue hace casi cinco meses, la segunda, es que los blogs están bien muertos. Alguna vez ya había escrito sobre eso y no pienso abundar en el tema, baste decir que si uno sigue aquí es por gusto y por utilidad, para mí es más práctico revisar algunos aspectos de mi colección en este sitio, es casi como una galería propia.


Hoy les presento la sexta decena de figuras no transformables, la que hasta hace poco puse en orden, ya que no son la prioridad suelo dejar sin registro estas piezas, y además como generalmente son pequeñas es fácil perder el orden en que llegaron. La mayoría de ellas llegan de segunda mano, casi siempre encontradas en "la chachara", o sea en puestos de comercio informal y de segunda mano, y salvo unas pocas fueron pedidas expresamente en una tienda en línea. En fin, empecemos esta nueva ronda.




51. Starscream estilo 2007 Movieverse, Robot Heroes, Hasbro.

El Rock Show es un tianguis, un mercado que se pone principalmente los sábados y tiene ya muchos años (¿ya habrá pasado la década?), está especializado en todo lo friki-geek-ñoño, y una buena parte de lo que ahí se comercia viene de las "chacharas", básicamente basura, deshechos de otras personas que pepenadores en la basura recogen, separan y venden en tianguis especializados en eso; se instalan muy, muy temprano, casi de madrugada y, aunque usted no lo crea, aún llegan a salir algunos tesoros o rarezas. Un día aprovechando que iba al Museo de Antropología a cursos sabatinos, decidí darme una vuelta al Rock Show a chacharear un poco, y encontré este pequeñito. Hasta ahora ninguno de los Robot Heroes que tengo los he comprado nuevos, todos han caído así. Lo malo de este es que pagué un poco más de lo que hubiera querido, pero considerando que esta figura no llegó a México, y que tampoco me interesaba tener a su pareja -venía con un Bumblebee- pues decidí traerlo a la vitrina de la colección ese mismo día.



52. Starscream estilo RotF Movieverse, PopBox Collectibles.

Hace muchos años solía visitar a menudo Mercado Libre para ver que había de novedades de Starscream, pero luego modificaron bastante sus políticas y ya no me gustó como funcionaba así que dejé de darme mis vueltas tan seguido, pero en un rato de aburrimiento volví a entrar y encontré esta cabeza, junto con las de Bumblebee y Optimus. Aunque no eran caras pasé de ellas, finalmente en la quincena siguiente ahí seguían y las compré; una vez que Mercado Libre me dio los datos supe que el vendedor era uno de mis contactos en Facebook, de haber sabido, ambos nos habríamos ahorrado la comisión. Investigué el origen de estas cabecitas y encontré que las realizó una empresa llamada PopBox Collectibles, y hasta les hice su propio post.



53. Starscream estilo 2007 Movieverse, battle damage, Burger King.

Esta figura también llegó de chacharear en el Rock Show al salir de mis cursos sabatinos en el Museo de Antropología. No me gusta avanzar porque sí en la colección, mi idea no es acumular rápidamente, prefiero disfrutar el camino, pero debo aceptar que el día que compré esta figura sí tenía ganas de encontrar algo para la colección, y aunque está algo despintada, y en la parte de atrás tiene las iniciales del antiguo dueño (no, no dice Andy) la compré porque el gimmick del pecho funciona bien, ¿sabían que es una especie de battle damage?, con un ligero golpe gira, tiene tres caras, la normal, sin daño, y otras dos donde varía la intensidad del ataque.



54. Starscream estilo G1, D-Collection, Kabaya.

Uno como coleccionista va cambiando sus hábitos de consumo, para mí, hace años, me era casi imposible pensar en comprar directamente en las tiendas on line, hoy en día casi todo lo que entra a la colección viene de Big Bad Toy Store y Hobby Link Japan, tal como esta y la que le siguen, llegaron de este último lugar. Venían en cajas ciegas y según era imposible saber que te tocaría, pero como la tienda no vendía por pieza, sino la caja completa, al final me tocaron las tres piezas de la colección con sus respectivas variantes.



55. Starscream estilo G1, traslúcido, D-Collection, Kabaya.

Las variantes de las piezas de esta colección consistían en una versión clear o traslucida, pero según indicaba el anuncio en la página de hlj, al comprar la caja no se aseguraba que incluyeran las variantes; yo recé porque al menos obtuviera la de Starscream, pues conseguirlas por otro lado se vuelve ridículamente caro. Y tuve suerte, tuve a Starscream, Megatron y Optimus en ambas versiones; además, esta vez no vendí el resto (como si hice con las The Loyal Subjects (NT #22) y ahí están en la vitrina de la colección. Me gustaron tanto, que hasta les hice su propio post, con todo y video del unboxing: Kabaya D-Collection.



56. Starscream estilo G1, stamp bot (sello), HG Toys.

Esta figura también viene del Rock Show, pero no la encontré yo. Ese sábado había ido al Callejón Girón™, pero no por figuras para mí, sino para la sobrina, que, beneficiada por la noble influencia de mi colección terminó por interesarse en los Rescue Bots. Sólo compré un Optimus Prime para ella y yo no encontré nada de interés para mí, y para salir de la zona no caminé (como suelo hacerlo), sino que tomé el Metrobús, sirve de paso que experimentaba la ruta propuesta en mi post del lugar; como aún era muy temprano salí sin problemas ni aprietos, y poco antes de llegar a la estación del metro Hidalgo me llegó un mensaje por Whatsapp, Messenger y DM de Twitter. "¿Ya tiene este?, lo acabo de ver en el Rock Show" y era la foto del sellito de Starscream, y yo estaba a unos metros de ahí...


HG Toys diseñó en los ochentas tres figurillas de Starscream (y para otros personajes, claro está): el sellito, un colguije para cierres tipo zipper (pensado para el cierre de una mochila, no para el zipper de un pantalón, no sean mensos) y un clip de bolsillo (ignoro su función); durante años quise conseguirlos, y en una ocasión, durante una muy mala racha económica estuvo disponible el colguije para zipper, pero no pude hacerme con él, así que cuando vi la foto que me enviaron pensé que esa era la oportunidad de tener una de las tres piezas de HG Toys.

Le respondí al sujeto que me había mandado el mensaje y acordamos un lugar para encontrarnos, cuando llegó me dirigió al lugar donde estaba el sello, pregunté por el precio, dijeron (no recuerdo bien) 70 pesos, dije me lo llevo, y el sujeto me miró con una mirada que no olvidaré nunca... Imaginen que están en una fiesta, ya muy alcoholizados y están besándose con esa chava que juraron no besar nunca, ya sea por que les caía mal o porque era la ex, y de pronto, se topan con la mirada de su broder, de su súper cuate de ustedes, y parece decirte dude, really?, bueno, así me sentí cuando Aendrel me miró al pagar el precio que pedían por el sellito este. ¡Pero al menos no me quedé con las ganas!



57. Starscream estilo G1, Decoy, Takara.

Takara los sacó en sets, el de los Autobots y el de los Decepticons, también se ofrecieron en gashapones, en huevitos random; luego, en Estados Unidos, Hasbro los presentó, como premios "gratis" que acompañaban figuras transformables, por lo que no era posible tener toda la colección sin comprar figuras repetidas; también estuvieron disponibles en Italia. Son relativamente comunes y fáciles de conseguir, el mío lo traje desde Nippon porque quise sentirme especial... ja!, no, para nada, sólo aproveché un envío desde allá, aunque sí pagué bastante por él, sin que ello signifique que pagué más de cien pesos. Lo mejor es que no está mugroso o desgastado.



58. Starscream estilo G1, History Collection, Takara.

Esta figura también acompañó el mismo envío desde Nippon que el Decoy, y aunque no recuerdo cuánto pagué por él sí sé que fue una de esas subastas que pasan desapercibidas, así que fue realmente poco. Es muy pequeña y muy blanca, no sé si notaron que el fondo se ve más oscuro, y es que tuve que bajar la velocidad de obturación para que no se quemara la toma y saliera muy blanca la figura, con lo que habría perdido volumen. Los null ray son tan delgados y el plástico es lo suficientemente suave como para que no permanezcan rectos, pero vamos, sólo es un gashapon y a pesar de lo pequeño está muy bien esculpido.



59. Starscream estilo Movieverse 2007, figura promocional de frituras Barcel.

Hace muchos, muchos años llegué a coleccionar algunos artículos promocionales, por ejemplo, junto con un amigo, reunimos las cien tapas de Pokemón del refresco Mirinda, también tuve una buena cantidad de tazos, pero por razones de salud ya no consumo tan seguido estos productos, así que cuando salieron estas figuras para Transformers, las dejé pasar, aunque sí recuerdo haber tenido un par de cosas alusivas a Starscream, según yo las tenía guardadas en la caja donde coloco accesorios o misiles, pero un día, ya cuando esta colección estaba cobrando forma, las busqué y no las encontré... probablemente, en un arranque de purismo, las tiré a la basura. Ahora me arrepiento. Esta figura me gusta mucho, quizá está dentro de mis favoritas no transformables, por varias razones: su color dorado y el esculpido pese a su tamaño (es muy pequeña). Me cuentan que es una figura promocional de Barcel, que venía en las frituras, y forma parte de un juego, es como una especie de peonza, o pirinola, y combatía con otra al estilo Beyblade (let it rip!). [Me acabo de dar cuenta que me faltó poner la base a la que se conecta... prometo tomar la foto en breve.].



60. Starscream estilo Movieverse RotF, figura promocional de pan Bimbo.

De esta figura no tengo claro el origen, la mayoría de personas consultadas señalaron que venían con el pan Bimbo, de todo tipo, tanto de caja como dulce, y me parece lógico dado su delgadez; pero también me señalaron que no, que las figuras pertenecieron a la campaña de Barcel (que pertenece a grupo Bimbo). Lo malo es que no quedan registros concluyentes de esto, seguramente es posible resolverlo echándose un clavado en las redes sociales de ambas marcas, y si no borraron material, probablemente podríamos encontrar la respuesta correcta.




Las figuras #59, 60 y 61 llegaron el mismo día y fueron un regalo. En algún punto del verano pasado, el amigo Majin Starscream, conocido fan de la comunidad, discreto erudito, incorregible pero amable, con debilidad por ciertos fetiches (totalmente comprensibles) vino a conocer la colección. Él me regalo las figuras mencionadas arriba, y de verdad, agradezco un montón su contribución. Fue una tarde extraña, en el sentido que estuvimos horas y horas hablando de cosas frikis, de detalles que parecerían nimios, pero que para nosotros resultan trascendentales. Ojalá pronto podamos reunirnos de nuevo. 

Hasta aquí esta decena de figuras no transformables, hasta aquí el post de aniversario del blog. Tengo ahí pendientes, como siempre, mil post, a ver si una día me animo finalmente a publicarlos. Me gustaría ponerme la meta de tener, al menos, un post por mes.




19 de octubre de 2017

De sismos y recuerdos

El 29 de abril del 2012 fui a recoger mi Starscream #50, con el que era mi proveedor más activo: el buen Ben, de Ben's Items. Llegamos a tener la suficiente confianza para que ocasionalmente recogiera mis pedidos en su casa, ubicada cerca de la zona de Coapa. Se trataba del MP-11, la versión ligeramente remoldeada del original MP-03, que además incluía el set de coronación. Recuerdo que llegué temprano a su casa y estuvimos platicando un rato de cosas ñoñas.

Si pusieron atención a la fecha se habrán dado cuenta que faltaba un día para el Día del Niño (en México se celebra el 30 de abril), esa es la segunda fecha en que surten a lo grande la sección de juguetes y coincidió la llegada de las primeras figuras de los BotShots, esos pequeños Transformers de transformación semi automática que usaban la idea de Piedra-Papel-Tijera para armar una suerte de duelos.

Después de recoger el MP-11 el plan era recorrer todo la zona de centros comerciales y supermercados de Coapa para conseguir el Starscream BotShot, y así alcanzar el #51 de la colección, así podría concluir una decena y empezar una nueva el mismo día..

No recuerdo en detalle el orden que seguí, sólo sé que recorrí buena parte de la zona de Coapa, sé que pasé a cada supermercado del área, desde el Chedrahui, Comercial Mexicana y hasta el Walmart que está mucho más adelante, casi llegando al Metro Taxqueña, y ya ahí, entré al supermercado, antes conocido como Gigante; también pasé a los centros comerciales, al Liverpool y hasta una tienda de juguetes; estaba decidido a tener mi Starscream #51.

Ese domingo 29 de abril no tuve suerte, y el Starscream BotShots llegaría a la colección hasta cuatro meses después y ocuparía el lugar #53 de la colección. En retrospectiva, no entiendo bien el afán que sentía por encontrar esa pieza, aunque sí recuerdo el trayecto, quizá porque alguno de los lugares que visité formaron parte, en algún momento, de mi vida.

-o0o-

La primera vez que visité Coapa fue en los noventas, me fui de colado en una salida de mi hermana con sus amigos; recuerdo que visitamos el mercado y ahí vi, muy de pasada, algunos puestos de cómics y juguetes. Un par de años después regresaría a ese mercado a comprarme un reloj, uno muy sencillo, nada ostentoso, que tuve hasta que lo cedí en alguno de los asaltos que padecí en Iztapalapa.

Poco antes de alcanzar la mayoría de edad entré a trabajar en el restaurante Toks que está (¿estaba?) en la plaza del Gigante de Taxqueña, estuve sólo dos semanas trabajando y es uno de los peores trabajos que he tenido en la vida; afortunadamente pude abandonar el lugar porque el CCH Sur (bachillerato) de la UNAM me propuso para participar en un congreso de jóvenes escritores en Mazatlán, Sinaloa.

Muchos más años después, casi al termino de la huelga de la UNAM, coloqué junto con un amigo un puesto móvil para la consulta pública que impulsamos desde el Consejo General de Huelga. Recorrimos buena parte de Canal de Chalco y hasta el Gigante de Taxqueña y ahí vi una de las visiones más cautivadoras que he presenciado en mi vida: una chica chaparrita, de grandes ojos y un áurea como de miel y leche. La invité a participar en la consulta y aceptó, pero quise también pedirle algo más, su correo, su teléfono, algo... pero siempre he sido bastante introvertido y no me animé.

Cuando finalmente entré a la carrera de Economía, quizá un par de años después de la huelga, trabajé en la librería El Parnaso de Coyoacán, ahí tomé la costumbre de gastar mis quincenas en libros y alcohol; cada día de pago invariablemente íbamos a tomar a casa de una compañera del trabajo que vivía en uno de esos enormes edificios del ISSSTE que están sobre la avenida Canal de Miramontes, aunque ya no logro precisar su ubicación. Ahí pasé largas noches platicando de libros, posibles amores y chismes varios, pero sobre todo, ahí rumié la soledad que viví en aquel entonces.

-o0o-

Foto: Santiago Arau

Hoy, 19 de octubre, se cumple un mes del gran sismo que lastimó a la Ciudad de México, justo el día que conmemorábamos 32 años del otro gran sismo que cimbró a esta ciudad (en 1985). La impresión que el sismo dejó en los habitantes de la ciudad es profunda y es difícil de explicar, es una herida presente, es un nudo y un silencio, una lágrima inútilmente contenida.

El 19 de septiembre, el día del temblor, faltaba exactamente una semana para mi cumpleaños y coincidentemente en la mañana de ese día había entrado a la aduana el pedido de BBTS que traía mis auto regalos de cumpleaños. Pero hasta un par de días después de mi cumpleaños finalmente recibí el paquete. Ahí venía el Starscream #130 de la colección.

Una mañana, mientras veía los autoregalos que recibí en la caja de BBTS, veía fotos del sismo en las redes sociales, ahí vi una foto de las muchas edificaciones que cayeron en la ciudad y me di cuenta que posiblemente conocía ese lugar que estaba viendo, probablemente ese gimnasio, frente a Galerías Coapa, era uno de los lugares donde a veces el buen Ben hacía entregas y creo recordar que también él ahí entrenaba artes marciales.

Minutos después, mientras me bañaba, recordé el gimnasio caído; el supermercado Soriana, antes el Gigante que también cayólos edificios departamentales sobre Calzada del Hueso que colapsaron y entonces me di cuenta que sí conocía esos lugares, que los había transitado, que tenía una historia, aunque breve, con ellos.

Los días han pasado y cada uno de ellos nos trae algún momento de calma, o a veces se reaviva algún recuerdo, a veces un meme relativo nos saca lo mismo una sonrisa que una lagrima o un gemido de angustia rerpimido. De pronto recuerdo alguna noticia que leí y me pasa lo mismo que con Coapa, recuerdo que tuve un vínculo por ahí, recuerdo algún amigo al que todavía no le escribo para saber como está.

Quién sabe que memorias saldrán, cuando un día, sin motivo alguno, recordemos esa cuadra, esa calle; la colonia a la que alguna vez fuimos a pedir trabajo; aquel edificio con el que tuvimos una historia fugaz; la casa que salía en tal película... Quién sabe que memorias saldrán de entre esas ruinas, de entre esas ausencias que iremos descubriendo.

Hasta hoy en día considero que Ben fue uno de los mejores dealers que tuve, lamentablemente la economía del país reflejada en las constantes devaluaciones hicieron que cambiara mi esquema de compras y desde hace algunos años ya no entraron figuras a la colección gracias a sus gestiones; pero además, debo admitir que mi pachorra social hizo que ya no lo contactara. Quién sabe cuánta he dejado de seguir y ahora me pregunto dónde estarán.



Sirva el respectivo post para saludar al buen Ben, deseándole lo mejor para él y los suyos; así como para ustedes, los lectores y amigos de la afición. Espero que los daños en sus vidas hayan sido mínimos, y, por qué no decirlo, que sus colecciones no hayan sufridos muchos daños. A mi se me cayeron un par de figuras de poco más de dos metros (increíblemente no se rompieron), así como varios desmayos dentro de la vitrina.

Pero sé de otros que no les fue bien, a un camarada del coleccionismo su casa fue declarada inhabitable, a un pariente mío sus estantes colapsaron completamente y a más de uno se les revolvió el cuarto de los monos. Sé que esto no es lo más importante o grave, pero ya que estamos en este lugar, un blog del coleccionismo, les deseo buenas vibras y pronto arreglo para sus colecciones vuelva a brillar como antes. Para todos ustedes, un abrazo fraterno.


19 de septiembre de 2017

La rebelión de Starscream Ghost

Cuando Hasbro remoldéo a Silverbot Voyager Class como Cyclonus dijo, en la biografía de la caja, que él podía tomar el control de cualquier otro Transformer que se dejara combinar... bonita trama para evitar darle un grupo definido y así no tener que buscar más pretextos por haber explotado el molde un poco más.



Takara, en cambio, no sólo le dio un grupo, sino que además le escribió una historia más interesante. Sin entrar en detalles, resulta que este Cyclonus, fue combinado con Galvatron, pero además, se le dotó de un equipo muy especial: las extremidades están formadas por no-vivos y no sólo eso, sino que son de distintas continuidades, desde la G1, pasando por Prime, Armada y terminando con el universo de los cómics de IDW.




Aunque el concepto me resultó interesante desde que se anunció, tuve cierta reticencia a hacer el gasto, no sabía si valía la pena comprar todo un combiner para tener a un Starscream. Eso, y que además se trató de una figura exclusiva, hicieron que lo dejara pasar.


Pero al acercarse la navidad, y con las cuentas del aguinaldo, más unas cuántas buenas fotos que vi por ahí, terminé por animarme a conseguir ese Starscream; ahora la duda era si debía comprar la figura suelta en eBay, o conseguir todo el combiner.


Sentí que tener sólo a Starscream era como tener la figura incompleta, decidí conseguir todo el set, afortunadamente para ese momento ya no tenía ese estúpido precio que alcanzan las cosas cuando las tildan de "exclusivo" y los revendedores se imaginan que la empresa sacó una tirada microscópica. Ni que siguiéramos en los ochenta, creo que hoy en día son muy pocos los ítems realmente exclusivos y prohibitivos, en fin.


Compré la figura en eBay un par de días antes de la navidad y llegó el 29 de diciembre, #TrueStory. E incluso, para mayor estupefacción suya, la pieza entró por Mexpost, y como la dirección era de mi oficina, y sabían que estábamos de vacaciones y nadie la iba a recibir, tuvieron la delicadeza de hablarme al celular y decirme que podía pasar por ella a una oficina postal que me queda a unos cuarenta minutos caminando... y como me gusta caminar, esa tibia mañana de invierno me lancé por ella.


Armé el mono y aunque me gustó mucho decidí que Starscream no podía vivir en su forma combinada dentro de mi vitrina, porque, además, no hubiera cabido... entonces, decidí buscar un remplazo para el brazo, y de paso me inventé una pequeña historia (la que usted ha estado viendo en fotos).


Por supuesto que Starscream no iba a trabajar en equipo, su mente, su voluntad, su deseo de poder son tan grandes que terminarían por corromper la unión, el equilibrio necesario para una combinación. Entonces, el señor Starscream se rebela, se separa y toma el arma de Galvatron y con esta lo ataca, logrando con esto su libertad.


Disculpen, se me había pasado mencionar que el cañón se fusión en realidad pertenece al Galvatron de Titan Returns; decidí que lo usara el combiner, ya que el original sólo es un remoldeado en plástico transparente del arma de Silverbolt, y bueno, pues queda bastante, bastante ridícula... ahí sí le falló a Takara, debió darle un arma a su altura.


El remplazo de Starscream fue el Decepticon Off Road, el nuevo integrante de los Stunticons, pero que con la salida de Wildrider (aka Brake-Neck) fue desechado del gigante (lo que también le pasó a Alpha Bravo con los Aerialbots, y a Rook para los Protectobots -perdón, a veces me pongo malito de mi purismo-).


Según yo no queda mal... lo malo es que repito molde, pero, nadie se va a quejar por eso, ¿verdad? Me queda todavía un dilema, ¿que hago con el combiner, dónde debería ir Gran Galvatronus? No creo que deba ir en los Classics, ahí Galvatron y Cyclonus tienen cada uno su figura, por otro lado, si los separo, ¿en dónde pongo a Roller si yo no manejo los Classics IDW? En fin, por ahora ocupa un sitio en la repisa de los gigantes, sólo detrás de Trypticon.




21 de agosto de 2017

¿Cuál es el Classics correcto?

Sí, ya sé, la respuesta, básicamente, es: "el que tú decidas", pero esta cuestión vino a mí de nuevo, cuando hace unos días, encontré una figura en descuento en un walmart. Pero antes de llegar a ese punto, prologuemos un poco.

Este año los Classics cumplieron casi un año más que el movieverso, para noviembre próximo alcanzarán los once años. La idea, como ya sabemos, era rehacer a los personajes de la G1, con nueva tecnología y actualizar su estilo; Bumblebee no era ya un Wolkswagen Sedán (vochito), sino un compacto, que en modo robot, indudablemente, lo representaba; Optimus, aunque seguía siendo un trailer chato y en el modo robot quedaran vestigios del vehículo en los antebrazos representaba dignamente al líder Autobot. Pero no todos corrieron con la misma suerte; Megatron, aunque siguió siendo un arma, por la legislación de EU, tuvo que ser una pistola tipo Nerf;  Ultra Magnus sólo fue un repintado blanco del molde de Optimus Prime... hasta que en 2015, a un año de llegar a la década de los Classics, Hasbro rompió uno de los paradigmas con los que había iniciado esa línea: hubo figuras Leader Class.


Originalmente la línea iba a estar delimitada a figuras Legends, Deluxe, Voyager y, ocasionalmente, algún Ultra Class, pero en el 2015, con la salida de Ultra Magnus Leader Class se rompió este dogma, y luego, con la línea Titans Returns cambiaron de nuevo las cosas. En los años previos, cuando un personaje salía en la línea Classics del momento (ha tenido varios nombres, de ahí la denominación "CHUG" -que me parece bastante restrictiva-) se consideraba hecho, como si fuera ya su forma definitiva dentro de la colección, aunque a veces Hasbro empleó algún molde de otra línea para representar a un personaje (como el Brawn en el cuerpo de Bulkhead), o empleaba un molde Classics para otro personaje (algunas veces totalmente válido, como con los hermanos Fair Lady o los Seekers, y otras veces un tanto ajustado, como Inferno vestido de Hotspot), e incluso, proponiendo aparentes upgrades (como Wheelie en traje de Jazz), hasta que posteriormente recibían su tratamiento oficial y definitivo. Sin embargo, en la línea Titan Returns vimos emerger de nueva cuenta a Hot Rod, Perceptor y Kup.


Lo primero que pensé fue que no los necesitaba porque ya tenía una gran representante de estos personajes para Classics: modos alternos modernizados y modo robot suficientemente evocador del original G1. Aunque con Perceptor podía hacer una excepción, con el primer Classics, el de la línea Reveal the Shield, ya que, aunque tiene un gran diseño, también padece un fallo tremendo en los brazos, pues a pesar de los pegs de control, estos no llegan nunca a encastrar, lo que provoca que los hombros se deslicen hacia abajo con tremenda facilidad.


Como en México el surtido de las figuras es casi un azar y el tipo de cambio desalienta las compras en el extranjero, decidí dejar pasar al nuevo Perceptor  con la esperanza que algún día llegara a las tiendas de país, y quizá, viéndolo de frente, pudiera tomar una decisión. Por fortuna, un estimado amigo me comentó que había traído esas figuras pero no pensaba quedarse con ellas y le ofrecí comprárselas.


¿Y qué fue lo que pasó? Amén del tema de la cabeza (Perceptor no era originalmente un headmaster), si bien la figura luce mucho más fiel al G1, e incluso el modo alterno es un verdadero microscopio, además de una especie de tanque también es mucho, mucho más parco en detalles, casi tan plano que por poco se aleja de la estética Classics que Hasbro manejó por una década... Pero decidí quedarme con él, de plano no pude con el problema de brazos del primer Perceptor Classics.


Resuelto el dilema sobre esa figura, pasé al siguiente en la lista: Hot Rod. La figura de la línea Titans Return está más cercana al diseño de los cómics de IDW, perfecta para los nuevos "Classics IDW" (que muchos fans han empezado a coleccionar), y aún así no deja de ser un buen representante del G1, aunque, al igual que con Perceptor, la figura no tienen tantos detalles. Hot Rod sí llegó a tiendas del país, pero a un precio algo restrictivo como para experimentar con su compra nada más para ver que tal se ve en mano. Luego Takara mostró su versión de este molde, ligeramente remoldeado, y con los detalles extra en los acabados, ellos harían la versión Target Master; y ya que me pareció una diferencia significativa decidí preordenarlos, aunque sin saber muy bien para qué.

Me explico: sentía que este nuevo molde no le daba un plus, ni arreglaba algún pendiente u otorgaba ventaja sobre el Deluxe Class con armadura de FansProject que tengo en la colección (a pesar que esta armadura es quizá bastante inútil e innecesariamente complicada), hasta que un día, lo compré con un gran descuento en un centro comercial. Una vez abierto y manipulado sigo sintiendo lo mismo: no encuentro la ventaja sobre el que ya tengo.



Otra de los primeros lineamientos de los Classics que rompieron con los años fue darnos figuras Legends Class de tamaño Scout (algún día hablaré de los Legends, los Legends y los Legions ¬¬). Algo que al principio se pensó que nunca se haría, ya que varios personajes que debieron salir en esta escala recibieron su tratamiento en otra clase, como el ya mencionado Bumblebee Deluxe Class y el extraño caso de Warpath, que primero tuvo un Legends Class (de los pequeños) y luego un Deluxe Class (aunque existe un Legends tamaño Scout es un repintado de una figura de Megatron pero nadie lo toma mucho en serio). Una de las sorpresas más gratas en esta escala han sido Brawn y Seaspray, el primero de estos sí llego a México pero nunca lo vi en tiendas, pero gracias a un contacto en Facebook pude aquirilo a un precio más que decente. El problema aquí es que hace años había comprado una versión de Terceras Compañías para ocupar el puesto... ¿valió la pena?

No, no la valió. En su momento me di el lujo de gastar en esta figura (ya saben que las figuras de Terceras Compañías no son baratas) y me gustó mucho, pero a la distancia, comparado con el Classics oficial no hay gran ventaja: ninguno tiene muñecas articuladas, uno es de piernas cortas, otro es de muslos pequeños, la transformación de de las Terceras Compañías es bastante simple, pero forza los balljoints de las piernas y además queda un poco más alto que sus demás compañeros... en esta ocasión ganó la figura oficial, incluso en acabados, y eso que es un Hasbro.



Tengo un último dilema: Kup, en la colección está el molde Generations del 2011, pero tengo preordenado la versión Targetmaster de Takara, y sin embargo siento lo mismo que con Hot Rod: no le veo sentido a la adquisición; aún cuando el nuevo Kup es una copia casi fiel al diseño original, tanto al juguete como al personaje de la animación, incluso la versión de Takara maneja ese tono de color tan especial, entre verde y gris, además remoldearon los brazos y hasta mejoraron el rostro... pero igual, sigo prefiriendo la versión anterior, pero no dejo de pensar que quizá pueda estarme perdiendo de algo.

En fin, ya veré que decido de aquí a septiembre, ojalá reciba comentarios suyos, realmente me gustaría leer sus opiniones.




3 de junio de 2017

El adiós a las 3as. Topspin Classics

Originalmente pensé que no iba a adquirir dos figuras de las cuarta wave de Titans Return: Perceptor y Topspin, este último porque en el 2013 adquirí a Apex de Mech Ideas, una figura no oficial de una Tercera Compañía. El precio no fue malo, me costó casi lo mismo que lo que hoy se paga por un Deluxe.


En aquel entonces decidí adquirirlo porque pensaba que Hasbro jamás tomaría en cuenta estos personajes, además impulsado un poco por el furor de los Wreckers y, como ya lo mencioné, el buen precio.


La calidad de la figura es bastante decente, el plástico es bastante bueno; aunque el resultado es algo pequeño, como un Deluxe de corta estatura. La transformación es sencilla, aunque el torso tiene una vuelta algo extraña y una parte de la nave sólo se convierte en kibble en el modo robot.


Cuando Hasbro reveló que haría a los gemelos jumpstarters pensé que había desperdiciado dinero con las figuras de Mech Ideas, luego me aferré a ellos, me dije que estaban bastante bien. Luego, hace unas semanas, una camarada coleccionista me contactó para algunas cosas, y en la plática salió que traería estas figuras y que no se pensaba quedar con ellas y me animé a darles una oportunidad.

En algún lugar leí a alguien que dijo que Topspin de Titans Returns era de las mejores figuras de la línea, creí que exageraba un poco, porque, bueno, todos sabemos que la mejor figura es Triggerhappy, sin embargo, sí está entre las cinco mejores figuras a pesar de su sencillez.


Aunque Apex y Geminus de Mech Ideas son figuras sensacionales y se ven totalmente badass tienen algunos problemas, como las pantorrillas huecas, la proporción de las piernas, la articulación de los hombros que hace que se hagan para adelante y los codos, que aunque tienen doble bisagra en algunas posturas se ven raras.


Por otro lado, las figuras de Mech Ideas tienen un excelente esculpido del rostro, los hace ver totalmente unos malditos, Pero, la figura de Hasbro parece estar hecha para remediar los males de la pieza no oficial...


Cosa curiosa, aunque actualmente es bastante común que las figuras tengan pantorrillas y antebrazos con huecos expuestos este no es el caso, Topspin cubre perfectamente estas áreas sin demeritar por ello la transformación.


Además, la figura de Hasbro logra mejor proporción y el kibble es menor. Quiero destacar que lo que en la figura de Mech Ideas, en el modo nave, forma las piernas, en el diseño de Hasbro forma los brazos, y lo mismo para las piernas. 

Aunque la figura de Titans Returns no tenga articulados los tobillos, ni las muñecas, lo compensa con la buena articulación en las piernas, muslos, hombros y codos; prácticamente no se echa en falta.


Poco a poco los Transformers van quedando consolidados por Hasbro; yo reitero mi posición de no comprar figuras de Terceras Compañías para Classics (aunque ya ni las hacen, porque ahorita el negocio están en los Masterpiece), aunque también Hasbro ha empezado a sustituir personajes, otorgándonos nuevas interpretaciones de ellos, por fortuna, tenemos de dónde escoger.


Así es como concluimos este brevísimo episodio de Adiós a las 3as, cerramos este capítulo con la despedida de Topspin a Apex... ahora sólo esperar a que Twin Twist Titans Return sustituya a Apex Mech Ideas.